Home Blog Page 3

Cuentas Bancarias para Niños

Cuentas bancarias para niños

Online Banking

Los niños deben aprender cómo usar el dinero sabiamente desde el momento en que son lo suficientemente grandes para entender qué es el dinero. Es una pena que la administración del dinero básico no se enseña como un curso obligatorio en todas las escuelas en el mundo, porque es la sabia – o imprudente – uso de nuestro dinero que influirá en gran parte de nuestras vidas y lo que hacemos con ellos . Vivimos en un sistema que hace el dinero, literalmente, lo más importante, y sin embargo no enseñamos a la gente cómo administrar el dinero. El resultado de eso es un montón de dificultades para muchas personas.

Enseñar a su hijo cómo manejar el dinero a menudo comienza con lo que les permitió una cuenta bancaria y lo que les permite poner dinero en ella sobre una base regular, y para sacar dinero para fines específicos, así. Muchas personas creen que los diez años es el más temprano que un niño debe tener una cuenta bancaria, ya que son demasiado pequeños para entender el concepto bien hasta entonces.

Cuando usted siente que es hora de que la primera cuenta bancaria de su hijo, entonces tendrá que llevarlos al banco para abrir la cuenta. Su hijo probablemente necesitará dos documentos de identificación con el fin de tener la cuenta en su propio nombre, pero si usted no tiene dos piezas de identificación para su hijo, usted puede conseguir alrededor de él poniendo la cuenta a su nombre hasta que el niño tiene la identificación requerida.

Para la mayoría de los propósitos, un niño va a hacer bien con una cuenta de ahorros sencilla, ya que tendrá que controlar sus depósitos y retiros durante los primeros años. Una cuenta que ofrece una tarjeta de débito no es probablemente la mejor opción para un niño, porque los niños son impulsivos, y que puede muy bien pasar la totalidad del saldo de la primera tienda que entran. Esto les puede enseñar una lección valiosa, pero también se vaciará a su cuenta bancaria.

Enseñar a un niño de buenas prácticas de manejo de dinero les ayudará a lo largo de sus vidas, y la cuenta bancaria de un principiante es una buena manera de comenzar la enseñanza.

Tarifas de la Banca en Línea

Tarifas de la banca en línea

Online Banking

No se equivoque – bancos existen para hacer dinero, no para llevar a cabo un servicio público. Si existieran sólo para realizar un servicio público, el mundo sería un lugar muy diferente. Dado que el mundo en que vivimos es uno donde las ganancias son más importantes que la vida, tenemos que soportar la indignidad de un banco de pagar una cuota por el privilegio de usar nuestro propio dinero. Y no sólo una cuota! No, las amplias selecciones de las comisiones bancarias que existen son un verdadero testimonio de la codicia fuera de control.

Su cuenta de cheques cobrará comisiones por retiros en cajeros automáticos, las tasas de emisión de cheques, cuotas para el uso de su sobregiro, cargos por falta de un pago, tarifas por usar su tarjeta de débito, y en algunos casos, los honorarios por tener muy poco dinero en su cuenta. Si no tiene suficiente dinero, tomar su dinero. Es alucinante.

Su cuenta de ahorros que tendrán que pagar intereses, por supuesto, pero a los tipos de interés actuales (que van desde 0,01% a 0,5% en la mayoría de las cuentas de ahorro) una comisión bancaria por año acabará con ningún beneficio de interés. Y las cuentas de ahorro a menudo cobran una cuota cada vez que se retira dinero de la cuenta, o transferir dinero a otra cuenta, por lo que sus ahorros podrían reducirse sustancialmente mediante el simple acto de moverlos.

Las comisiones bancarias pueden variar desde una pequeña cantidad como $ 0.50 para procesar un cheque, a grandes cargas de $ 50.00 o más para penalizar por falta de un pago pre-autorizado. La lista de tarifas depende del banco, por lo que siempre es una buena idea investigar las cuotas en un banco, y las tasas vinculadas a sus cuentas individuales antes de aceptar hacer negocios con ese banco.

Curiosamente, muchas veces parece como si el pequeño es el banco es, al menos sus honorarios son. Las cooperativas de crédito muy a menudo ofrecen cuentas de cheques gratis, donde no hay cuotas en todas están asociadas a la cuenta, y la única tarifa que alguna vez la cara sería un cargo de NSF. Vale la pena comprobar estas cosas antes de firmar con cualquier banco.

Revisando Cuentas

Revisando cuentas

Online Banking
A pesar de estas cuentas todavía se llaman cuentas de cheques, emisión de cheques se está convirtiendo lentamente en una cosa del pasado. cuentas corrientes de hoy en día tienden a ser más en la línea de las cuentas de servicio completo, y se puede utilizar para hacer muchas cosas, además de los controles de escritura. Las únicas cosas cheques parecen ser utilizados para sobre una base regular está proporcionando un cheque anulado con el fin de establecer un pago pre-autorizado. La mayoría de la gente escribe muy pocos controles reales.

Las cuentas corrientes no pagan intereses sobre sus depósitos, pero a veces ofrecen recompensas para aquellos que mantienen un cierto equilibrio de los fondos en su cuenta. Por ejemplo, algunas cuentas de cheques ofrecen a renunciar a la cuota mensual si su saldo es de más de cierta cantidad para todo el mes.

Las cuentas corrientes son donde sus débitos pre-autorizados mensuales están programados para ser tomado de, y donde el pago de la hipoteca se retira de. Esta es la cuenta que se puede acceder desde un cajero automático, y donde su tarjeta de débito toma el dinero de.

Su cuenta de cheques es donde usted tendría su salario directamente depositado, y donde se depositarían los demás controles que ha recibido. Este es el caballo de batalla utilitaria de una cuenta, donde toda la actividad se lleva a cabo.

La gran mayoría de las transacciones se realiza a través de su cuenta de cheques, por lo que es importante hacer un seguimiento cuidadoso de lo que ocurre en esta cuenta. Debido al gran volumen de transacciones – débitos, débitos pre-autorizados, cheques, pagos de facturas, pagos de hipoteca, los gastos de transacción, honorarios de cuentas y depósitos automáticos – que puede ser fácil de perder algo que no se supone que debe estar allí. Si usted hace un hábito de comprobar a través de sus operaciones una vez a la semana o así, usted será más probable coger cualquier transacción fuera de lugar, y puede informar al banco con el fin de rectificar los mismos lo más rápido posible.

Banca en Línea

Online Banking

En términos generales, los bancos funcionan tomando el dinero que la gente deposite en ellos y utilizando esa cantidad como un número de base para una fórmula para establecer la cantidad de dinero que pueden crear de la nada, y luego prestar esa cantidad a las empresas o individuos y les cobro de intereses sobre los préstamos. Esto se conoce como la banca de reserva fraccional. Te pagan una tasa mucho más baja de interés para depositar (o, de hecho, el préstamo) su dinero a ellos, y la diferencia entre la cantidad que pagan en intereses sobre los depósitos, y la cantidad que cobran en interés de los préstamos, es lo en el banco toma como beneficio. Fuera de que el beneficio viene todos sus diversos gastos, pero si tenemos en cuenta que el beneficio total anual para los bancos estadounidenses generalmente supera los $ 160 millones de dólares, a continuación, se puede ver que los bancos hacen un montón de dinero. No todos los ingresos que generan proviene de interés, sin embargo. Una gran parte de ella se hace mediante el cobro de una tarifa por el acceso a su propio dinero, y para la carga de los gastos de administración de los préstamos, depósitos a plazo, cuentas de jubilación, líneas de crédito, y muchos otros tipos de transacciones. Los bancos están inmersos en cada aspecto de nuestras vidas, de nuestras compras cotidianas básicas, a través de nuestras tarjetas de hipotecas, préstamos y tarjetas de crédito, y en la que nuestras esperanzas de una jubilación cómoda.

La elección de qué banco para hacer frente a veces puede ser una tarea desalentadora, a menos que viva en una ciudad pequeña, con sólo una o dos opciones. Los bancos parecen ofrecer un desconcertante número de diferentes tipos de cuentas, tarjetas de crédito diferentes, diferentes ventajas y diferentes incentivos. En realidad, por lo general se encuentra que las únicas diferencias reales están en los nombres y el bombo. Cuando haya elegido su banco preferido, entonces es hora de entrar y abrir una cuenta, ¿verdad? No necesariamente. Muchos bancos ofrecen la opción de suscribirse a una cuenta en línea ahora. Esta opción es generalmente reservado para las personas con buen crédito, sin embargo, y no permite que usted explique algún inconveniente pequeños en su calificación de crédito. Muchas personas también sienten que se trata de una máquina es una propuesta muy diferente de tratar con un ser humano, por lo que prefieren el toque personal. Antes de firmar los papeles, siempre debe asegurarse de que comprende las normas relativas a su cuenta, las tasas y los costos asociados con ella, así como las sanciones por no quedarse dentro de las reglas. Sea cual sea el método que se utiliza para abrir la cuenta, usted debe recordar para mantener su información de esa cuenta en un lugar seguro, y nunca escriba su contraseña o PIN en cualquier lugar en el que podría ser encontrado por otros. Lo mejor es sólo para tenerlo en su cabeza – de esa manera nunca puede ser robado sin su conocimiento.

Ellos tipo de cuenta que debe abrir depende en gran medida de lo que planea hacer con esa cuenta. Si simplemente quieres un sitio para aparcar su dinero extra, así que va a tener que para un día lluvioso, una cuenta de ahorros básica probablemente hacer el trabajo. De hecho, las cuentas por algunas personas abiertas múltiples ahorro con el fin de ahorrar para objetivos diferentes – una cuenta de vacaciones, una para el pago inicial de una casa, una para muebles nuevos, y uno de los regalos de Navidad, dicen. Las posibilidades son infinitas, pero las cuentas son básicamente los mismos. La mayoría de las cuentas de ahorro en América del Norte en estos momentos se pagan casi nada de interés. Es común que ofrecen 0,10% de interés, por lo que sus ahorros se puede ganar muy poco dinero.

Las cuentas corrientes son las cuentas que utilizaría para sus transacciones diarias. Hoy en día, a pesar de que se conocen como cuentas de cheques, emisión de cheques en realidad se está convirtiendo en una práctica obsoleta. Las tarjetas de débito son mucho más rápido y más fácil de usar, por lo que los cheques son por lo general sólo para aquellas operaciones en las que no se puede utilizar una tarjeta de débito. Su cuenta de cheques tiene que adaptarse a sus hábitos de compra, por lo que es necesario pensar cuidadosamente acerca de cosas como la frecuencia de uso de su tarjeta de débito, la cantidad de veces que usaría un cajero automático en un mes, y el número de cheques que puede escribir. A continuación, es necesario comparar las diferentes cuentas corrientes y elegir la que mejor se adapte a sus hábitos bancarios. Asegúrese de que entiende la estructura de tasas, los costes de un cheque sin fondos o pago NSF, y calcular la cantidad de esa cuenta le costará cada mes. Esas tasas pueden sumar, así que asegúrese de que sabe lo que se está metiendo.

La mayoría de las cuentas bancarias le recompensa en gran medida por tener dinero. Curiosamente, los bancos tienden a penalizar por no tener dinero, mediante el cobro de dinero. Esto no ayudará a tener más dinero. Cuanto más dinero tienes, más beneficios obtendrá en el banco. Sus ahorros ganarán mayores tasas de interés, su cuenta de cheques tendrán menos derechos y cargos más bajos, y el banco le pueden ofrecer cosas como los descubiertos y líneas de crédito. Haga su investigación antes de aceptar ninguna de esas cosas, sin embargo, porque si bien pueden ser ventajosas, también tienen trampas.

En un momento, hubo pocas, si alguna, honorarios cobran por las transacciones normales en la mayoría de los bancos. Eso ha cambiado drásticamente, y ahora los bancos cobrar una miríada de honorarios – algunos de ellos por razones tan ridículos que uno se pregunta cómo la ley lo permita. Casi todos los aspectos, que posiblemente puede pensar que las ofertas bancarias, viene con tasas de algún tipo. Las cuentas corrientes tienen cuotas mensuales, tarifas por usar el cajero automático de un banco diferente, tarifas por usar su tarjeta de débito demasiadas veces, tarifas por usar un sobregiro si lo tiene (además de interés que se cobra sobre el dinero que han utilizado desde su sobregiro), honorarios para la emisión de cheques y cargos por demasiados retiros de una cuenta de ahorros. A menudo hay tarifas exorbitantes que se cobran por escribir un cheque cuando no tiene suficientes fondos en el banco para cubrirlo, o cuando una tarjeta de débito pre-autorizado haya sido rechazada debido a la falta de fondos. En la letra pequeña de su contrato que lo más probable es encontrar la frase “las tarifas están sujetas a cambios sin previo aviso”, por lo que es importante hacer un seguimiento de su cuenta bancaria para que sepa lo que le están cobrando cada mes.

El Internet es una cosa maravillosa, pero cuando se trata de mantener la información segura, podría hacerlo mejor. La delincuencia informática se ha vuelto tan común y generalizado que tener su cuenta bancaria comprometida no es tan inusual como lo era antes de la llegada de Internet. Antes de llegar a su cuenta bancaria, es una buena idea para comprobar cómo ese ofertas banco en particular con la ciberdelincuencia y sus consecuencias. Encuentra la parte de su contrato que detalla las normas en materia de fraude o robo de su cuenta, y asegúrese de que entiende cuáles son sus derechos y cuáles son sus obligaciones antes de firmar para arriba para su cuenta. ¿El banco se hace responsable si es hackeado su cuenta? ¿Qué se supone que ver si se nota falta de dinero de su cuenta? ¿Qué pasa si no se puede hacer eso de inmediato? ¿En qué circunstancias que ser responsable de cubrir los costos de un robo a su cuenta? Sabiendo todas estas cosas que usted puede ahorrar un montón de problemas más adelante.

Todos los principales bancos ofrecen ahora la banca en línea, también. Este es un maravilloso invento para aquellos de nosotros que recuerdan los días en que los bancos estaban abiertas de 9:00 am a 3:00 pm de lunes a viernes y que era imposible que una persona que trabaja para ir al banco sin tomar tiempo fuera del trabajo. Ahora usted puede depositar en la medianoche en pijama si lo desea, una innovación que han llamado la atención incluso hace veinte años. Ahora, la banca en línea le permite pagar facturas, transferir fondos entre cuentas, cheques de compra, y en general a administrar su dinero sin salir de casa. Es una conveniencia maravillosa para un gran número de personas.

Estados de cuenta bancarios

Hace años, que recibió el estado de cuenta de papel en el correo todos los meses, con todos sus cheques cancelados incluido. Ahora, si quieres un estado de cuenta impreso, debe pagar una cuota. La mayoría de las personas optan por una declaración en línea, ya que se puede ver exactamente lo que está sucediendo con su dinero a través de la banca en línea, y si realmente necesita una declaración impresa se puede imprimir una a ti mismo. Sea cual sea el método que elija recibir su estado de cuenta en el, sin embargo, usted debe asegurarse de que son conscientes de todo lo que dice. Compruebe cada transacción y asegurarse de que es la suya, e informar sobre cualquier que parece ser sospechoso. Cualquier error o discrepancia debe ser reportado a su banco de inmediato, ya que no hacerlo podría tomarse como prueba de que la transacción sea aceptable para usted. Si usted recibe estados de cuenta impresos, mantenerlos en un lugar seguro, ya que su número de cuenta e información bancaria podría ser utilizado por un individuo sin escrúpulos para obtener acceso a su cuenta.

Cuando se trata de bancos, es en su mejor interés para estar bien informado sobre sus cuentas, y vigilante en el seguimiento de ellos.

Overdraft Protection

OverDraft Protection for Online Bank Accounts

Online Banking

Overdraft protection is a line of credit that is attached to your bank account so that if you write a check for more than is in the account, or make an expenditure that is more than the account balance, the check or expenditure is covered by you going into “negative numbers” in your account. It essentially gives you the option of spending more than you have.

When you open a bank account and you are offered overdraft protection to go with that account, you may hesitate to accept it. Most people are aware of the pitfalls of easy credit, and overdrafts are the epitome of easy credit. It is so easy to make just one more purchase, knowing that even though you don’t have the money to pay for it, you can use the banks money, just “temporarily” and pay it back on payday. The problem with that is that, if you do that every payday when you already live on a tight budget, you will gradually find yourself sinking to the bottom of your overdraft and only getting out of it briefly every payday. This is a trap that a great many people fall into, and it contributes an unexpectedly large amount to quarterly bank profits due to the fees and interest charges on that money.

Most banks will charge a fee for going into your overdraft, and again for every time you use your overdraft, and since these fees average about $5.00 it can be an expensive habit to get into. Using your overdraft regularly can cost more than you would expect, since the interest charges and the fees can add up to a lot of money every month if you are not careful.

The interest rates on overdrafts are typically more than those charged for credit cards or even payday loans, at around 21% per month. When you consider that the US banks make more than US$30-billion a year on overdrafts, you can see how expensive they really are.

While it may be a good thing to have the overdraft protection in the event that you miscalculate on a payment or expenditure, using your overdraft protection as a regular thing is a very poor way to manage your finances. The most fiscally responsible way to own an overdraft is to never ever use it.

Joint Bank Accounts

Online Joint Bank Accounts

Online Banking

Joint bank accounts are accounts which have two (or more) people with full access to and use of the bank account. In some types of accounts each person can make withdrawals and deposits without the knowledge or consent of the other party involved, write checks on the account, and make autonomous decisions regarding the money in that account. Other joint accounts are set up in such a way as to require that each signatory sign for each transaction.

Choosing whether or not to share a bank account with someone can be a bit daunting. It can be a constant source of marital stress if you and your spouse do not share similar attitudes towards earning, saving, and spending money, and it can strain a relationship beyond the breaking point when one person makes a poor financial decision with money that belongs to both. In the eyes of the partners, one may feel more entitled to the money than the other by dint of having deposited more into the account, but legally it doesn’t work like that. In the eyes of the law, it doesn’t make any difference who contributed more money to the account, or who took more out. The law dictates that both parties share equally in the assets held in the account.

It is possible for more than two people to share a bank account, and in these situations there are many options available to regulate the use of the money, such as requiring all parties’ signatures on every transaction. These are known as tenants-in-common accounts.

What happens to the money in a joint account when one of the signatories dies is something that should be decided when the account is opened. An account in which the money in the account is divided evenly between the surviving account holders is called a joint tenancy with rights of survivorship, or JTWRS account.

There are other ways to set up joint accounts, and your bank will likely have many different choices for you to consider. Think carefully about the best way to set the account up, and good luck.

Bank Accounts for Children

Online youth Bank Accounts

Online Banking

Children should be taught how to use money wisely from the time they are old enough to understand what money is. It is a shame that basic money management is not taught as a mandatory course in every school in the world, because it is the wise – or unwise – use of our money that will influence a great deal of our lives and what we do with them. We live in a system that makes money literally the most important thing, and yet we do not teach people how to manage money. The result of that is a lot of hardship for a lot of people.

Teaching your child how to manage money often begins with getting them a bank account and allowing them to put money in it on a regular basis, and to take money out for specified purposes as well. Many people believe that age ten is the earliest that a child should have a bank account, as they are too young to understand the concept well until then.

When you feel it is time for your child’s first bank account, then you will need to take them to the bank to open the account. Your child will probably need two pieces of identification in order to have the account in their own name, but if you do not have two pieces of ID for your child, you can get around it by putting the account in your name until the child has the required identification.

For most purposes, a child will do well with a simple savings account, since you will want to monitor their deposits and withdrawals for the first few years. An account that provides a debit card is probably not the best choice for a child, because children are impulsive, and they may very well spend the entirety of the balance in the first store they enter. This may teach them a valuable lesson, but it will also empty their bank account.

Teaching a child good money management practices will help them throughout their lives, and a beginner’s bank account is a good way to begin the teaching.

Online Banking Fees

Bank Fees

Online Banking

Make no mistake – banks exist to make money, not to perform a public service. If they did exist only to perform a public service, the world would be a much different place. Since the world we live in is one where profits are more important than life, we must endure the indignity of paying a bank a fee for the privilege of using our own money. And not just one fee! No, the vast arrays of bank fees that exist are a true testament to runaway greed.

Your checking account will charge fees for ATM withdrawals, fees for writing checks, fees for using your overdraft, fees for missing a payment, fees for using your debit card, and in some cases, fees for having too little money in your account. If you don’t have enough money, they take your money. It boggles the mind.

Your savings account will be paying you interest, of course, but at the current interest rates (which range from 0.01% to 0.5% on most savings accounts) one bank fee per year will wipe out any profit from interest. And savings accounts often charge a fee every time you withdraw money from the account, or transfer money out to another account, so your savings could be substantially reduced by the simple act of moving them around.

Bank fees can range from a small amount like $0.50 for processing a check, to large charges of $50.00 or more to penalize you for missing a pre-authorized payment. The fee schedule depends on the bank, so it is always a good idea to research the fees at a bank, and the fees attached to your individual accounts before agreeing to do business with that bank.

Strangely enough, many times it seems as though the smaller the bank is, the less their fees are. Credit Unions very often offer free checking accounts, where no fees at all are attached to the account, and the only fee you would ever face would be an NSF charge. It pays to check these things out before you sign on with any bank.

Retirement Savings Accounts

Retirement Savings

Online Banking

We all wonder how we will manage to look after ourselves when we are no longer able to work for a living. We plan for those days in the hope that not only will we be able to count on a pension from our work, but that our government will also repay us the money we have contributed to the government pension plan during our working years. And yet… and yet we still don’t feel quite safe. On top of those promised pensions, almost everyone makes an effort to save something on their own initiative for their retirement years.

Whether you call it an RRSP in Canada, or an IRA in the US, we are putting our money away at a great rate so that we can live comfortably when we are older. There are a myriad of different savings accounts, investment plans, and financial advisors all vying for our money. The trick is to choose what works best for you.

Many people choose to simply put money in the bank every month, but today’s interest rates on savings are so low that their money is making almost nothing for them, since it accrues so little interest. The advantage to a simple savings account is that the money is available at any time if you need it, and that makes a big difference to some people.

Canada has the Tax Free Savings Account, or TFSA. This account allows individuals to put a limited amount of money away each year and not pay taxes on it. This saves some money for the individual, but since there are very strict rules governing the use of TFSA’s it is not unusual for people to be assessed a penalty for too many transactions on the account, or other small infractions, and since the penalty is often larger than the savings obtained by using the account, they are not always profitable.

The American IRA runs on similar principles, and a great many people use these accounts as their retirement plans.

Whatever you choose to use, doing your homework first can save you a lot of money in the future.

Online Checking Accounts

Online Checking Accounts

Online Banking

Although these accounts are still called checking accounts, writing checks is slowly becoming a thing of the past. Today’s checking accounts tend to be more along the lines of full service accounts, and you can use them to do many things besides write checks. The only things checks seem to be used for on a regular basis is providing a void check in order to set up a pre-authorized payment. Most people write very few actual checks.

Checking Account Interest

Checking accounts do not pay interest on your deposits, but do sometimes offer rewards for those who maintain a certain balance of funds in their account. For example, some checking accounts offer to waive the monthly fee if your balance is over a certain amount for the whole month.

Checking accounts are where your monthly pre-authorized debits are programmed to be taken from, and where your mortgage payment is removed from. This is the account that would be accessed from an ATM, and where your debit card takes money from.

Your checking account is where you would have your paycheck directly deposited, and where you would deposit any other checks you received. This is your utilitarian workhorse of an account, where all the activity takes place.

The vast majority of your transactions will be done through your checking account, so it is important to keep careful track of what goes on in this account. Because of the large volume of transactions – debits, pre-authorized debits, checks, bill payments, mortgage payments, transaction charges, account fees, and automatic deposits – it can be easy to miss something that is not supposed to be there. If you make a habit of checking through your transactions once a week or so, you will be more likely to catch any out-of-place transactions, and you can report them to the bank in order to have them corrected as quickly as possible

Recommand

Virtual Banking

We are living in a world where traditional physical infrastructure is rapidly being replaced by virtual everything. We can buy everything from clothing...